You are here
Home > Noticias > Locales > Pescadores del sur de Esmeraldas son afectados por productos que destruyen sus redes

Pescadores del sur de Esmeraldas son afectados por productos que destruyen sus redes

Pescadores, Esmeraldas, Ecuador,

El olor a marisco descompuesto está impregnado en cada una de las mallas plásticas utilizadas por los pescadores del cantón Atacames, zona sur de la provincia de Esmeraldas, olor que se disipa solo después de dos semanas, cuando el compuesto viscoso se petrifica y deja la red inutilizable.

Los afectados inicialmente creyeron que era un encuentro casual en altamar, pero la recurrencia en los reportes les hizo activar la alerta de preocupación. “Primero nos encontrábamos con esas algas a unas 26 millas, ahora ya están cerca de donde rompen las olas”, detalló Javier Vivar, pescador con 47 años de experiencia.

Asegura que en los años de navegación nunca se había encontrado con una problemática similar. “Uno se topa con machas de petróleo y otras cosas, pero no con algo así, estamos preocupados y afectados porque casi no capturamos nada de peces”.

Y no es el único con la incertidumbre. Joaquín Castro, refirió que en el mejor de los casos pescan entre 20 a 30 libras de pescado. También suelen regresan a tierra sin productos como para comercializar.

“Más pesada es la red que tenemos que sacar del agua con el alga, que lo que pescamos. Por lo pegajoso que se siente al tocarla, creo que también tiene residuos de petróleo”, lamentó, además de comentar que buzos encontrados en altamar le habrían asegurado que el coral en las profundidades está muriendo.

Al grupo de familias de pescadores (300 aproximadamente) se suma Angélica López, quien califica como crítico el momento de afectación. Explica que al llegar a tierra, han optado por tapar sus redes contaminadas para que se pudra el alga y evitar los malos olores que emanan. Luego, lentamente, empiezan a limpiarlas.

“Ya son varios les pescadores que no pueden salir a pescar. Otros, por lo pesada que quedan sus redes al tener contacto con esa mancha, las dejan botadas en altamar”, detalla la dueña de una fibra, por lo que pide a las autoridades competentes realizar análisis, determinar el tipo de producto y buscar la forma de ayudarlos.

Los pescadores de las caletas pesqueras de Atacames y de la parroquia Súa, revelan que no cuentan con seguros que les permita recuperar sus redes de pescas; en conjunto está valorado en unos 1.600 dólares incluida mano de obra.

Detallan que luego del contacto con el alga de color café, el equipo de pesca pierde transparencia y por ende su capacidad de capturar los langostinos, sierra y otras especies marinas.

JOA
Top


Hecho en Ecuador por Ecuaideas